viernes, 22 de mayo de 2009

ESTA BIEN QUE SE TRANSMITA TANTO FUTBOL?

La Bombonera, inaugurada en 1940, fue el resultado de un proyecto timoneado por el ex presidente Agustí P. Justo para ubicar el ocio de los trabajadores dentro de un gran recinto. Ahora que el ocio es el destino obligado de tantos y tantos argentinos desocupados , la globalizació del fúbol a convertido al deporte como la manera más barata de combatir la soledad y la indiferencia, así como antes existía - según Scalabrini Ortiz- para combatir el tedio de los domingos a la tarde. En la revista "Noticias " del 4/5/96 , un informe especial revela la opinión de un periodista deprotivo anónimo que dijo que " Los empresarios televisivos suponen que el futbol distrae, permite que la gente se escape un rato de sus problemas , sin generar una actitud crítica que haga que esa gente tenga una visión más profunda de la realidad".

Si se habla de fútbol, no se criticará al gobierno, obviamente. El relator deportivo Víctor Hugo Morales coincidiendo con esto, se lamenta: "Estamos en un panorama de millones de personas, desinteresadas de cualquier otra manifestación cultural , en un aislamiento progresivo, sentadas frente al televisor de su casa viendo todos los días del año algún partido de fútbol. La gran atracción de este espectáculo, sumado a la falta de alternativas culturales que posee la gente y a la crisis económica que acota sus posibilidades, los transforma en espectadores indefensos, especialmente en el interior del país.

Dentro de 15 años tendremos un saldo aterrador, un pueblo no informado, no lector, indiferente a las cuestiones sociales, presuntamente unido por una pasión colectiva, pero desunido en realidad porque cada uno está frente a su televisor. El fútbol es un código de comunicación que une al poderoso y al que le sirve el café. Pero es un código de comunicación falso: creen que hablan de lo mismo , pero nada los une más allá del factor fútbol. Sin embargo, en pocos ámbitos podrían igualarse, como en su pasión por el equipo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada