viernes, 22 de mayo de 2009

Con los cracks en el seleccionado- La etapa de Ortiz y Ramón Díaz

OSCAR ORTIZ, EL ÚLTIMO ROMANTICO

Oscar Alberto Ortiz nació en Junín en 1953, donde jugó de número 10 en el Buenos Aires Pacífico hasta pasar a San Lorenzo a los 14 años. De ahí lo llevaron a Brasil, a jugar al Gremio de Porto Alegre, para consagrarlo. Pero a Ortiz nunca fueron los billetes los que lo movilizaron, sino el hecho de jugar a gusto y cómodo, y por eso tramitó su pase a River. Pese a que quería contratarlo un club de Rio de Janeiro, Ortiz - que ya figuraba en la preselección argentina- no quiso quedarse en otro país que el suyo, y entró a River en el '77, con 23 años. Debutó en Mar del Plata ante Newell's, y poco después ante el Santos en el Monumental, un partido que se ganó 3 a 1 donde hizo el segundo gol.
Empezó oficialmente en ese glorioso 6 a 2 que River le hizo a Temperley, convirtiendo el cuarto gol con la camiseta número 11. Fue tal vez el único jugador que - al contrario de la opinión de Di Stéfano, para quien el fútbol era sacrificio -siempre reconoció que el fútbol era para él un juego, la mejor diversión, y hasta declaraba estar sorprendido de que le pagaran por hacer lo que más le gustaba en la vida. Modestamente, también reconocía no pretender ser goleador, sino armar el juego, desmarcarse y despejar la cancha para adueñarse de la pelota y pasársela a los más aptos para el pelotazo en la red. "Es algo que me pidió Labruna, pero que siempre hice solo. Yo sirvo para llegar al fondo abriendo el frente de ataque y mandar el centro atrás. En San Lorenzo, 40 de los 60 goles que hizo Scotta fue recibiendo un centro mío. Siempre mis centros van para que alguien convierta el tanto", comentó Ortiz. Y estaba en lo cierto, ya que en muchos partidos se repitió la escena "centro de Ortiz, gol de cabezazo de Marchetti"." Para mí, jugar y gambetear es lo mejor. Y jugar en River fue algo así como sacarse el Premio Nobel.Porque River tiene el mejor plantel del mundo y la institución más organizada de todas las que he visto en mis viajes", decía Ortiz. Y agregaba, mostrando su estilo de quien nació para jugar al fútbol: "El fútbol es juego. A mí no me vengan con que esto es un trabajo. Lo es fuera de la cancha. Yo era enteramente feliz cuando jugaba sin la obligación de tener que hacer un contrato."

CON LOS CRACKS EN EL SELECCIONADO

El hecho de que más rendidores jugadores de River hayan sido requeridos para integrar la selección nacional que participaría en el Mundial de Fútbol a disputarse en la Argentina, fue sin duda todo un orgullo para River: un Mundial ganado equivaldría en que otra vez River demostraría ser el mejor equipo del país, y uno de los mejores del mundo. Pero así como la cesión de jugadores representó un inmenso honor, a River lo afectó negativamente en la campaña del Metropolitano y el Nacional, ya que sin los mejores valores el equipo de Núñez parecía que terminaría jugando a medias, sin fuerzas, y sin poder goleador.
Así fue como luego se supo que sin tres grandes valores de River como fueron Fillol ,Luque y Passarella -formando un potentísimo cuarteto junto a Mario Kempes-, la Argentina tal vez no hubiera llegado el 25 de Junio a ganar el Mundial, como lo hizo. Era tal la relevancia de los jugadores de River en el plantel, que Passarella fue nombrado capitán del seleccionado y Luque subcapitán del mismo.
Por eso, la entidad se vio obligada a reforzar el plantel con valores como Azzolini, de Atlanta, y el arquero Juan Carlos Delménico , de Newell's, que venía de una temporada en Colombia.
El equipo del '78 quedó entonces formado por Landaburu, Saporiti, Comelles, Lonardi, Perfumo, Artico, Troncoso, Amorone, H. López, J.J. López, Merlo, Coudanes, P. González, Seppaquercia, Sabella, Marchetti, Galletti, Alonso, Omar Labruna, Coscia y Comisso. Más tarde se incorporó el defensor José Luis Pavoni, de Newell's y Horacio Rodríguez de Estudiantes de La Plata, a la vez que Héctor Artico pasaba a Vélez.
El Mundial de Fútbol obligó a River a prescindir del estadio Monumental a partir del 3 de Abril, ya que sería sede mundialista, y River pasó a jugar como local en la cancha de Huracán.
El metropolitano empezó con una victoria frente a Argentinos Juniors a quien le ganó 2 a 1. Luego perdió 5 a 2 frente a Colón de Santa Fe y se recuperó en un partido ante Estudiantes, ganado 3 a 1, para luego ser derrotado por Independiente. Le ganó luego a Huracán, igualó con Quilmes, le ganó a Platense, Banfield y Chacarita Jrs, quedando River en segundo puesto después de Unión y Racing. Un empate con Rosario Central lo dejó puntero con los otros dos equipos, y llegó a ser puntero absoluto con un 2 a 0 ante San Lorenzo con 16 puntos, uno más que los que logró Gimsasia, seguido por Racing y Boca con 14. Alonso venía descollando dentro del conjunto, siendo el goleador absoluto del torneo, junto a Outes, de Independiente, que hacía sus goles.
Luego River derrotó a Newell's All Boys 5 a 2, pero un empate frente a Unión y otro frente a Racing lo hizo bajar en el marcador. En la segunda rueda, River perdió más puntaje, sufriendo un período de derrotas y también de tibias y aisladas victorias., llegando a empatar 0 a 0 con Rosario Central: una efectividad nula para lo que acostumbraba a desplegar River.
El torneo fue ganado por Quilmes con 54 puntos. Boca salió segundo, y River sexto detrás de Unión, San Lorenzo y Argentinos Juniors.
River ganó 16 de 40 partidos. Empató 13, perdió 11, sumó 59 goles a favor, 47 en contra y totalizó 45 puntos.


PARTIDO DE LUTO

El 27 de Agosto de ese año y a los 62 años, falleció José Manuel Moreno en el Sanatorio Güemes, víctima de una aguda afección hepática. Sus restos fueron velados en el Salón de Actos de River Plate, y River salió a jugar el partido de esa tarde contra Huracán con una franja de tela negra apretada al brazo en señal de luto. En honor al genial integrante de "La Máquina" se hizo un minuto de silencio en todos los partidos de esa tarde. Pese a la congoja reinante, River empató ese partido 1 a 1, recordando los logros del "Charro" Moreno, que fue sepultado en el Cementerio de la Chacarita con una bandera de River sobre el ataúd, y ante una asistencia de 400 personas reunidas para despedirlo.

UNA BUENA GIRA EUROPEA

Sumándose al plantel el grupo del seleccionado - Luque, Fillol, Ortiz, Alonso y Passarella - , junto con los nuevos Insaurralde (All Boys) y Brandoni,River inició con éxito una gira europea el 6 de Agosto, derrotando al Vallecano español por 1 a 0, y ganándole por penales al Real Madrid. Siguió con buen desempeño por España e Italia hasta terminar triunfando ante el Sheffield United de Inglaterra 2 a 1, entidad en la cual quedaría Alejandro Sabella.

A PUNTO DE CONSAGRARSE EN EL NACIONAL

Otra vez River vió casi en sus manos la Copa Nacional '78, que no ganó por un pelo, ya que Independiente avanzó en los últimas fechas hasta ganarle a River la final. El campeonato constó de cuatro secciones: A, B, C y D. River jugó con ocho equipos, saliendo primero en su grupo luego de perder 3 a 4 con San Martín de Mendoza. Por los cuartos de final, River superó a Vélez 2 a 0. Vélez venció a River 2 a 1 en el desquite, pero River clasificó por diferencia de gol para las semifinales, en las que primero venció a Unión con una jugada fenomenal de Luque, y luego igualó con el mismo equipo. La final fue contra Independiente en el Monumental, en un partido que luego se definió como "cuando el gol madura pero no cae".Incluso 3 pelotas pegaron en los palos del arco. Todo concluyó en un 0 a 0, pero la revancha en Avellaneda fue triunfo de 2 a 0 para Independiente, que con 2 goles de Bochini se consagró campeón. En ese partido la superioridad de River fue evidente, pero los goles los hizo Independiente, y River quedó como honroso subcampeón. Otra vez, Luque tuvo una actuación fabulosa con 8 tantos, igual que Alonso y Juan José López, que hicieron 7 cada uno.
La sorpresa de la temporada fue el anuncio de Perfumo de que se retiraba del fútbol. Y, verdaderamente, se lo echó mucho de menos.


OTRO AÑO DE DOBLE TRIUNFO

El año empezó con la llegada de ls uruguayos De Los Santos y Carrasco, la operación de menisco de Merlo, la amenaza de partida de Passarella al Washington Diplomatics de Estados Unidos que finalmente no se concretó y una magnífica goleada de 7 a 1 al Estación Quequén de Necochea, con un estadio que de puro lleno dejó una recaudación de 6 millones de pesos.
Luego dejaron el plantel Coscia (para ir a San Lorenzo), Marchetti (para Nacional de Montevideo), Seppaquercia (a Gimnasia), y también se desligaron Ibarra, Amorone, Avelino, Mercado, Buriano, Cevallos, González, Prestiani y Rivoira. Después de 33 años de alejamiento, Pedernera se integró como director general de las inferiores de River. Un conflicto de Fillol por su contrato lo dejó afuera del Metropolitano varias veces y llevó a una doble suspensión y a su exclusión momentánea del seleccionado nacional.
El Metro empezó en una noche oportuna para River, ya que arrasó frente a Huracán con 5 goles a 2, siendo uno de ellos un remate de 35 metros de J.J. López. Luego venció a Vélez 3 a 2, y quedó puntero de la zona "A", que estaba integrada por Huracán, Vélez, Quilmes, Gimnasia, Unión, Racing, Platense, Newell's y Argentinos Juniors. Luego empezó a declinar, porque Luque no pudo jugar por estar lesionado, Galletti también se lesionó y Comisso sufrió una expulsión. Con ocho jugadores menos, a Labruna ya se le complicaba el panorama. El equipo ya no jugó igual .Sólo una victoria de 1 a 0 ante Gimnasia y Esgrima de La Plata demostró las cualidades del recientemente incorporado Ramón Díaz, que hizo el gol del partido en el que también Pedro González resultó expulsado. Se lesionó también el uruguayo Carrasco, justo cuando venía jugando muy bien , y faltaba un partido para que se le terminara la suspensión a Alonso.
Jugando ante Santa Fe, Ramón Díaz marcó los 2 goles del partido con Racing que le permitió a River empatar 2 a 2 en un partido que iban perdiendo 2 a 0.River levantó por el momento una moral que a esa altura y sin punteros andaba por el piso. La cosa no mejoró: la mayoría arrastraba problemas contractuales, y habían quedado por un punto debajo de Argentinos Juniors, ante quien perdieron 3 a 1, empatando luego con Platense en un triste 0 a 0.Argentinos ya sumaba 13 puntos, Quilmes 12, y River tenía 11 junto con Unión y Newell's. Al incorporarse Alonso y Fillol al equipo, la historia cambió. Después de un empate 0 a 0 con Huracán, empezó la racha de triunfos que terminó con 18 partidos jugados, 9 ganados, 6 empatados, 3 perdidos, 28 goles a favor, 19 en contra y 24 puntos, ganándole dos partidos a Independiente en la semifinal(4 a 3 y 2 a 1) y dos a Vélez en la final , primero 2 a 0 y luego 5 a 1.
La semifinal contra Independiente se jugó con Fillol; Saporiti, Pavoni, Passsarella y Comelles; J.J .López, Merlo, Alonso; González, Luque y Comisso, en un partido donde fue un placer ver en acción Alonso y Bochini en un jugoso contrapunto. En los últimos 8 minutos Labruna sacó a Pedro González para meter a De Los Santos. La revancha en Avellaneda tuvo la misma formación anterior, pero con H. López en lugar de Comelles, y con Comisso y Alonso con los puestos intercambiados, siendo esta vez Alonso el puntero. En el minuto 71, entró Galletti, y poco después se produjo el segundo gol de la victoria. Le hicieron el penal sobre la hora, que remató Passarella. La pelota rebotó en el arquero. Passarella aprovechó el rebote y conquistó el gol.
La final en Liniers no contó con Luque por estar lesionado, pero se jugó con el mismo plantel ganador en Independiente, y Galletti como puntero. Los goles salieron en el segundo período, hechos por Galletti y Pedro González, gracias a muy acertadas jugadas de Comisso que no escatimó el contrataque.
El partido de la victoria -el 19 de Agosto de 1979- contó con Luque, ya recuperado tan bien que concretó uno de los 5 goles a 1 con los que River pulverizó a Vélez. Merlo demostró ser un mediocampista increíble, mientras que Comisso como volante no desperdiciaba oportunidad de llevar atrás a la pelota .Los goles fueron de todos: Alonso, Comisso, Luque, y dos de Pedro González, uno de tiro libre. Resultado: River Campeón Metropolitano 1979. Realmente, el partido fue como un broche de oro para demostrar la seguridad y eficiencia de un plantel estupendo que demostró superar las vicisitudes de un año que fue particularmente difícil por lesiones, operaciones y sanciones varias, sumadas a conflictos contractuales repetidos. Como dijo Alonso: "Ganamos porque River se paró bien en la cancha y ya encontramos nuestro esquema de juego". Luque agregó: "Antes éramos más individualistas. Ahora logramos jugar más en conjunto. Esa es la principal manera de llegar al título". La historia le da la razón: cada vez que River ganó, fue porque el equipo actuó como si fuera una sola persona: todos para uno y uno para todos. El entendimiento interno y casi tácito de un elenco en el que todos se conocen bien, parece que siempre fue la fórmula para el éxito.
El recién operado Merlo festejó la victoria a su modo, dando la vuelta olímpica con el torso desnudo y parándose ante la platea para entregarle la camiseta a su madre. El "Beto" Alonso fue a festejar a su casa donde lo esperaba su otro motivo de orgullo: desde hacía sólo un mes, tenía un hijito nuevo.

UN ATACANTE NATO: RAMON DIAZ

Ramón Angel Díaz nació en La Rioja el 29 de Agosto de 1959. En 1961 la familia vino del norte para radicarse en Grand Bourg, de donde un amigo lo vió con pasta futbolera y lo llevó a las inferiores de River, donde tuvo de profesores a Peucelle , Iácono y Pando, entre otros. Su excepcional velocidad de pique, y su habilidad para maniobrar entre defensores contrarios, eludirlos y llegar a la red , lo llevó a debutar en el Metropolitano '78 como volante, y a integrar el plantel que fue al Mundial Juvenil de Japón en 1979, en el que fue puntero junto a Maradona, concretando ambos 14 goles.
En River empezó a lucirse más en el Nacional '79, año en que calentó mucho el banco, pero en el que demostró que su entrada a la cancha era sinónimo de gol. Terminó siendo artillero del torneo junto con Luque: 9 goles cada uno. Como un número 9 con marcada tendencia al juego ofensivo hizo -como Alonso- 8 goles en el Nacional '80. .En el Metro '80 fue goleador con 14 tantos, siendo el mejor partido " el 5 a 2 contra Boca en la Bombonera. Fue hermoso: la hinchada gritaba tanto que daba miedo mirar las tribunas."En el Metro '81, repitió la hazaña: fue el goleador, con 14 tantos. En abril del '82 fue transferido al Nápoli, donde se convirtió en el ídolo de los italianos.

ADIOS A LIBERTI

Luego de una prolongada internación en el Hospital Francés, el 28 de Noviembre de 1979 falleció el gran Antonio Vespucio Liberti, el nombre que hizo grande a River. En sus 75 años de vida había pasado como jugador por la cuarta división cuando sólo tenía 13 años, y había sido elegido miembro de la comisión directiva siendo tan joven que no pudo ocupar el cargo. Integró la subcomisión de fútbol cuando River se hizo "Millonario" con la compra de Bernabé Ferreyra, y en 1933 fue elegido presidente del club. Volvió a ser presidente en los períodos 1935-1939, 1943- 1952 y 1960-1967. En 1952 fue nombrado cónsul argentino en Génova, Italia.Sus más de 60 a ¤ os al servicio de River hicieron que el club lo distinguiera como socio honorario. El estadio Monumental, como tributo, lleva su nombre.

EL SEGUNDO TITULO DEL AÑO

Oscar Ortiz había regresado enfermo y lesionado de Glasgow, pero en un mes logró recuperarse, por lo que pudo volver a ser el puntero izquierdo de River .El campeonato Nacional empezó con muy buenos partidos y algunos sinsabores, como la expulsión del valiosísimo Alonso , que por ser la pieza fundamental del plantel sufría una constante e implacable persecusión y sucesivos fouls de sus contrarios que intentaban detenerlo, sin sufrir ellos las consecuencias sino el mismo Alonso , por quejarse. Así, River llegó a conseguir el segundo puesto del marcador detrás de Talleres, que era el líder por sólo un punto de diferencia con River. Alonso recién se pudo reintegrar para la segunda rueda. Luego de una derrota 1 a 0 ante Newell's, una victoria 5 a 2 ante Kimberley de Mar del Plata, un partido perdido ante Talleres 2 a 3 y un empate ante Boca , River seguía siendo escolta de Talleres, pero a tres puntos de diferencia. Un empate 1 a 1 con Huracán -que pudo haber sido victoria por un penal de Passarella- logró que River se clasificara para los cuartos de final, que resultaron una caída ante Vélez, pero con un exitoso desquite de 1 a 0. En las semifinales, River doblegó dos veces consecutivas a Rosario Central, 4 a 0 primero y 3 a 1 después, en dos partidos donde los rosarinos no encontraron la manera de derribar a una delantera riverplatense dispuesta a todo. Central hizo dos partidos demasiado parecidos. Al ver que el rival no cambiaba de táctica, River se mostró especialmente inspirado : la victoria ya era suya. El primer partido ante Central - el del 4 a 0- fue el primero en el Monumental, y en el mismo se vió al mejor River del año. Incluso Fillol le atajó brillantemente un penal a Orte.
La primera final se jugaba con Unión de Santa Fe , en un partido que resultó en empate 1 a 1 - con gol de Alonso sobre la hora- en un 19 de Diciembre de calor asfixiante.
El 21 de Diciembre murió a los 39 años Ermindo Onega , en un accidente en su Ford Taunus. Su auto volcó tratando de esquivar a otro en la ruta en Lima, cerca de Zárate, cuando viajaba hacia el club Renato Cesarini de Rosario donde jugaba, que había fundado con otros cracks. En el mismo también resultaron heridos su hermano, cuñada y sobrina. Fue una muerte demasiado prematura para todo lo bueno que Ermindo había dado y aún le seguía dando al fútbol y a quienes lo rodeaban .Pese a que el 22 fue todo River a despedirlo a la Chacarita , al día siguiente se tuvo que jugar el título en el Monumental , donde actuaron Fillol; Saporiti, lonardi , Passarella, H.López; J.J. López; Merlo, Comisso; González ( reemplazado por Díaz), Alonso y Luque. Ese 23 de Diciembre quedó en un empate 0 a 0 con Unión que le dió el título de campeón a River. La hinchada festejó hasta dando una vuelta olímpica alrededor del Obelisco. No era un título el que se festejaba, sino dos : el Metro y el Nacional , dos en el mismo año.
River siguió con un desempeño excelente en una gira internacional donde, curiosamente, logró hacer solamente una serie de empates.
Este año fue reelecto Aragón Cabrera, que cumplió otra presidencia al ganarle al candidato Julián William Kent.
Labruna dijo: "Ya ganamos las dos copas: le dedico la del Metropolitano a la hinchada de River y a la memoria de Ermindo Onega, cuya muerte me causó un profundo pesar. Ganamos además la Copa de Oro en Mar del Plata .Sólo nos falta ganar la Copa Libertadores de América para demostrar que somos los mejores". Quiz s ni siquiera hacía falta. La supremacía de River ya estaba demostrada. Pero lo cierto es que ninguna victoria parece ser la última para este club: a River todavía le quedaban agradables sorpresas en su destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada