viernes, 22 de mayo de 2009

Diferencias del juego entre River y Boca ...en aquellos tiempos de camiseta tatuada

LA DIFERENCIA ENTRE RIVER Y BOCA


La diferencia está en el juego y en el estilo propio de cada equipo. Mientras Boca juega al fútbol con el corazón, River siempre lo jugó con el cerebro. Boca es pasión. River es técnica. River es sutileza. Boca es garra.

La hinchada de Boca le exige a Boca goles y entrega. La de River le exige a su equipo que juegue bien, pase lo que pase: que guste, golee y gane. Una estrategia como la de barrer la cancha en f0rma de "UM",
que ideó el director técnico Renato Cesarini , hubiera sido impensable en Boca. Y un jugador como Maradona, que le meta un gol a los ingleses desde el suelo y con el puño, hubiera sido impensable para un jugador de River.

River es estrategia, calidad. Boca es espontaneidad, corazón. Los resultados de River siempre dependieron del trabajo de equipo, de la paciencia del grupo para concretar un proyecto ideado en el pizarrón , de la confianza mutua, del esfuerzo colectivo, y de hacer las cosas bien y con planificación previa.

Por eso a River se lo llamó "La Máquina": su desempeño en la cancha tenía un mecanismo con precisión de relojería, que dejaba helado a un adversario que sólo contara con la improvisación.
Por eso, también , a River lo llamaron "Los Caballeros de la Angustia", porque la hinchada miraba helada todos esos pases y movimientos que parecían estirar hasta el último el momento de concretar un gol. En River ,casi podría decirse que al empezar el partido el equipo sabía quiénes harían los goles. En Boca, no.

El equipo de Boca Juniors siempre jugó un juego espontáneo, loco, desordenado en comparación con la técnica riverplatense. Los directores técnicos de River siempre desaconsejaban el "vedettismo" a sus jugadores y hasta llegaron a prohibirles muestras de lucimiento personal: olvidarse de sí mismos en pos de que se luciera el conjunto, esa era la consigna. Exactamente lo opuesto sucedía en Boca.


Boca siempre dependió del esfuerzo personal de muchos de sus cracks: Gareca, Perazzo, Boyé, Zanabria, Caniggia, Riquelme, Barros Schelotto y Maradona fueron jugadores a los que Boca siempre les dejó hacer su propio "show" futbolístico, más allá de lo que hiciera el resto del conjunto. A Mario Boyé - "El Atómico"- llegaron a tratarlo de loco, por su estilo arremetedor e improvisado. Se peleaba con todos, si tenía que pelearse, pero el gol lo quería hacer él. En un amistoso contra Argentino Juniors en 1941, el técnico Tarrío quiso sacarlo de la cancha...y él no quiso, y se quedó, abucheado por la tribuna e insultando a todos.

Jugando para Racing en Colombia también se agarró a trompadas con Néstor Rossi. En 1946 Boca resultó invicto como local , siendo Boyé el máximo goleador del torneo .Boca jugó 30 partidos y ganó 19, logrando Boyé 24 de los 68 goles. Al año siguiente la Bombonera siguió invicta , gracias a Boyé. Después de 13 años en Boca , Boyé tuvo como despedida un triangular en Montevideo, con Peñarol y Rver. Después del primer gol, Boyé se ligó una cargada del arquero Amadeo Carrizo que le dijo : "Sabés que es el primer gol que hacés en tu vida, Mario? Si hacés otro más, te pago un whisky." Boyé entró en el segundo tiempo y le hizo tres goles más . Carrizo terminó pagando tres whiskys en vez de uno .Luego de eso, fue vendido al Génova de Italia, donde lo llamaron "Il Matadore".Todo un personaje.ç

De Mario Zanabria lo que más se recuerda fue siempre su increíble nivel de improvisación: salvaba el partido como fuera, tomando en cuenta que a River no le gustaban los pases que venían de arriba ni la marcación zonal.

El mismo arquero Rubén Orlando "Loco" Gatti tampoco tuvo problemas en ganarse fama de excéntrico y él explicaba así su juego: "Yo entro en la cancha por tres motivos: para ganar, para divertirme y para jugar bien." Eso explica porque a veces salía gambeteando o iba hasta mitad de cancha con la pelota.

Ricardo Alberto Gareca fue un centrodelantero goleador que jugó en Boca de 1979 a 1984, ganándole a River unos cuantos partidos . Y en el '85 jugó en River. Después se fue a Colombia, donde hizo al América de Cali tres veces campeón de América y cuatro veces campeón en su país... gracias a su lucimiento personal.

Riquelme por su parte, es recordado por su caño a el colombiano Mario Yepes en la copa libertadores 2000 con el topo Gigio para Mauricio Macri ex presidente del club. Es un jugador referente del club quien es un maestro con la pelota pero corriendo no tanto. Conocido por su participación en el mundial de alemania 2006 y su paso por el Barça y el Villarreal.

Con respecto al campeonato ganado en 1943, las mismas crónicas xeneizes relatan que Boca ganó "sin lucirse con demasiados goles": " Con todas sus virtudes, garra y fervor, respecto de los otros conjuntos competidores, Boca no era de los más dotados técnicamente. Los xeneizes basaban su juego en la fuerza, bien combinada con la garra de sus hombres claves. River Plate y San Lorenzo de Almagro tenían un juego mucho mejor, pero se resignaron ante la contundencia de Boca."

Comentarios semejantes cosechó Boca al ganar el campeonato de 1954. Boca salía campeón después de diez temporadas sin lograr el título y hasta haber peligrado su permanencia en primera División. Fue el mejor entre muchos equipos mediocres: el fútbol andaba alicaído. La aparición de Borello le dió efectividad al conjunto, cuya performance se definió así: "El conjunto mejoró con una defensa que antes no tenía, y una delantera más coherente. El triunfo sólo sirvió para borrar las penurias recientes, nada más. Boca ganó como suele ganar: sin poseer destreza técnica, pero compensando con toda su entrega y fervor."

La historia de los dos clubes repite siempre lo mismo: Boca es el corazón, River es cerebro. Si los dos clubes fueran actores cómicos, Boca sería Alberto Olmedo y River sería Tato Bores*. Olmedo, como Boca , se hizo grande con la espontaneidad y la improvisación . Tato Bores, como River, se hizo grande memorizando libretos dificilísimos y cuidando cada detalle de la producción: el estudio y la preparación concienzuda era lo suyo. ¨¿Acaso uno era mejor que el otro? Eso varía en los gustos, pero ambos fueron dos cómicos incomparables, porque lo que los diferencia, justamente , es el estilo de cada uno .Como River y Boca.

Tanto River como Boca son clubes populares, de la gente, de todos. De una masa de gente unida por la pasión , un sentimiento que hermana a miles de personas distintas que comparten las mismas alegrías o penas durante 90 minutos de juego .Un sentimiento de pertenencia que dura toda la vida.

*Cabe aclarar que Olmedo era de Rosario Central y Tato Bores era hincha de Boca , lo que confirma aquello de que "el corazón tiene razones que la razón desconoce".


_______________________________________________________________

UN CLUB MUY CIVILIZADO

Salvo raras excepciones, tanto el equipo como la hinchada riverplatense se caracterizó por mantener un comportamiento ético en comparación con otros clubes más "patoteriles". Esto fue oficialmente reconocido el 2 de Febrero de 1977, día en que el tribunal de disciplina de la AFA le otorgó a River el trofeo instituido por la Asociación Internacional contra la Violencia en el Deporte , correspondiente al público adicto de mejor conducta en el campeonato Nacional de 1977. El premio no sólo era para el
equipo ,sino también para su hinchada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada