viernes, 22 de mayo de 2009

El futbol de los ´60

EL FUTBOL DE LOS '60

El fútbol definitivamente no era el mismo de antes. Los torneos eran cada vez más competitivos, y la compra de un jugador ya no era un hecho excepcional de un club que quería para sí una figura de condiciones especiales, sino que todos los clubes se habían trenzado en una contienda perpetua para ser, cada uno, el que se llevara los mejores valores del fútbol internacional.
Los clubes ya no buscaban a "el hombre" que hiciera los goles, sino que todos querían a un grupo de once goleadores infalibles que garantizaran resultados victoriosos en cada partido.
Los directivos de los clubes en este período se comportaban - con sus colaboradores- como sabuesos tratando de descubrir pequeñas futuras celebridades en los potreros de barrio, tratando de analizar el rendimiento de todos los jugadores del mundo, intentando agudizar el olfato comercial para saber cuánto valía cada uno y cuánto le haría ganar al club que lo tuviera .Los clubes se metieron en una guerra tácita , tratando de detectar a los mejores antes de que se los llevara un club rival, y se dedicaban a vender sus propios jugadores al mejor precio que permitiera el mercado.
No era fácil tomar decisiones de millones de pesos .Y menos con una hinchada de decenas de miles de personas que ya opinaban si cada decisión de la Comisión Directiva estaba bien o mal tomada. Una mala decesión podía hacer bajar las recaudaciones por entradas, que eran millonarias. Siempre había que optar entre quedarse con un crack que les garantizara goles, o venderlo mientras se cotizaba bien , para enriquecer los fondos de la entidad.
Algunos tomaron las mejores decisiones justo a tiempo. Muchos se equivocaron y arrepintieron. Liberti - el varias veces presidente de River -fue uno de los pocos que tuvo una intuición casi mágica y especial para saber qué jugadores había que comprar cuesten lo que cuesten, y a cuáles había que aumentarles la prima para que no abandonaran el club. Justo en este período, Antonio Liberti estaba con problemas de salud, y el médico le había aconsejado reposo. Y sucedió que - ya sin él a cargo de todo- el club se metió en esta carrera enloquecida típica de la época, pop querer ir detrás de una quimera pocas veces posible: formar el equipo ideal.
Para esto, los clubes les daban pocos partidos a cada jugador para que se ambientara y jugara bien. Un par de partidos en que no descollaran podía significar quedar definitivamente marginado. La tribuna no perdonaba un desempeño que no fuera brillante, y los directivos, menos. Este tal vez fue uno de los motivos por los cuales River estuvo dieciocho largos años - de 1957 a 1975- sin salir campeón, cosa que en los años '40 y '50 le había resultado tan pasmosamente fácil.
En aquellas primeras décadas del profesionalismo, si un equipo andaba bien no se lo modificaba. Se adquiría un jugador sólo cuando el rendimiento de uno era óptimo. Entraba un jugador sólo cuando salía otro. De hecho, los grandes cracks que salieron de la reserva o de divisiones inferiores sólo tuvieron la oportunidad de jugar en primera cuando un titular se lesionó, fue expulsado o se ausentó por causa mayor.
El fútbol en sus comienzos era una disciplina practicada por un equipo de viejos compañeros, amigos íntimos también fuera de la cancha, que se entendían sin palabras, y adivinan lo que pensaban con sólo mirarse a los ojos. Así, con un fútbol practicado por amigos que se conocían a la perfección, River llegó a ser grande. Como dirían los ingleses , inventores del deporte, para los directivos de la época la consigna era "No news, good news" ("Que no haya novedades es buena noticia " ), o "No hay que arreglar lo que funciona bien". Así se formó "la Máquina", con años enteros de actuación , porque como andaba bien , no importaba un eventual fracaso: los directivos confiaban en que los jugadores eran buenos y que se recuperarían.
Con el fútbol espectáculo, la paciencia de los directivos era mínima o inexistente. Los jugadores tenían que ser perfectos y demostrarlo desde el primer partido. El equipo tenía que funcionar para ganar, o se rearmaría enseguida. Y esa política ferozmente "ganadora" fue la que impidió que se formara un equipo más o menos fijo por el tiempo suficiente que humanamente necesita un jugador para sentirse parte de un todo y para identificarse con el grupo. Cada jugador sabía que tal vez jugaría en River sólo por esa temporada, y el sentido de "juga por la camiseta" se empezó a diluir cada año más, porque estos hombres pasaban su vida cambiando de camiseta decenas de veces.
A partir de los '60 , River cambió los planteles con una velocidad pasmosa. Algunos de sus mayores ídolos aparecieron y se quedaron después de alguno de esos pases .Otros tal vez no tuvieron ni la oportunidad de lucirse, para ser transferidos casi enseguida. En suma, River era un desfile impresionante de figuras que probablemente nunca hayan sentido que jugaban para defender el honor de aquel club boquense que terminó con un estadio Monumental en Núñez, sino que tal vez lo que los impulsara a correr sería mantener la cotización de su sueldo y pase. Y ya sabemos que esos son dos tipos de estímulo muy diferentes.
El primero impulsa a dejar bien parado al equipo. El segundo sólo busca el lucimiento personal, actitud que los primeros técnicos de River habían prohibido, sabiendo que resultaba nefasta para el desempeño del conjunto.
River sufrió ese cambio de actitud en carne propia: con 18 años de juego impecable, y de lograr puestos honrosos, pero de ver que el campeón siempre era otro.


CAMBIOS EN EL PLANTEL

En 1963 River le compró a Newell's el jugador Deraldo Dos Santos da Conceiçao; compró a Ernesto Juárez de Huracán; a Eladio Rojas de Everton , Chile; a Vivas de Tigre y a José Díaz de Lanús. Fueron transferidos Cordero y Carlos Gómez a San Telmo; Nestor Isella a la Universidad Católica de Chile; Paz y Parenti a Lanús; Juan Pizarro a Huracán. Tuvieron pases libres Milton Da Silva, Héctor Gauna, Lezcano, Mieres, Nazar, Oscar Rodríguez, Héctor Rodríguez y Saldías.
Al cumplir Antonio Carrizo 20 años como arquero en River, se le entregó una medalla conmemorativa , un diploma de honor y la suma de 500.000 pesos como premio .
En este año River realizó una exitosa gira latinoamericana, en la que ganó la mayoría de los partidos. También viajaron, pero para ser derrotados por el Turín de Italia y el Nacional de Montevideo. Entre los jugadores argentinos que viajaron a Italia estaban Enrique Fernández y César Luis Menotti, como refuerzos enviados por Rosario Central.


LUIS CUBILLA: OTRO GENIO TRAIDO POR LIBERTI

Como Walter Gómez antes y Enzo Francescoli después, Cubilla fue uno de los uruguayos que, con su talento, engrandeció la historia de River. El delantero de hábil dribbling que se veía por toda la cancha, había nacido en Paysandú en 1940, donde a los 8 años obtuvo un diploma en el torneo "Dr . Alberto Langón" de equipos escolares. Los domingos jugaba en la parroquia con instrucciones del padre Pía, que luego repartía chocolate. A los13 años debutó en Colón y a los 17 en Peñarol, club del que era hincha fanático. En la primera fue cuatro veces consecutivas campeón uruguayo- del '58 al '61-, dos veces campeón de América - '60 y '61- y una vez campeón del mundo de interclubes - 1961- hasta que fue transferido al Barcelona. En 1964, Antonio Liberti viajó a España para convencerlo de que vuelva al Río de la Plata, y - sin hacerse rogar, ya que en Barcelona lo tenían de suplente- Cubilla volvió para entrar a River , donde sus gambetas y potencia le hiceron la vida imposible a Marzolini, de Boca, entre a otros tantos. "El director técnico Cesarini me enseñó a taquear la pelota, y un montón de trampitas que no pienso contar.".
Cubilla jugó en River de 1964 a 1968 , armando una poderosa ofensiva con Sarnari, Artime , Onega y Mas, y logrando 31 goles oficiales. El plan de austeridad de 1969 hizo que el jugador fuera transferido a Nacional de Montevideo, donde jugó junto a Artime, logrando otros cuatro campeonatos uruguayos seguidos -del '69 al '72- y en el '71 campeón de América y campeón mundial de Interclubes, la misma proeza concretada justo diez años atrás.
En el '70 integró el seleccionado uruguayo en el Mundial de México, siendo figura central a una edad record para un jugador de primera: 30 años. "El mejor wing de América", según Cesarini , terminó su carrera haciendo campeón como director técnico, al Defensor de Montevideo y el Olimpia del Paraguay.

CADA VEZ PEOR

River, el club de los records, no podía ser menos a la hora de computar un record negativo: nunca logró tan pocas victorias como visitante como en 1964 . En 15 partidos sólo pudo superar a Chacarita Juniors (1 a 0) y a Rosario Central (2 a 1).
Eso sí pese a todo puede decirse que los otros equipos no lograron un triunfo fácil, ya que se desgastaban sus energías sólo tratando de detener a River, siempre con una línea de ataque que se hacía respetar y temer.
"Pepe" Minella ya había terminado como su ciclo como director técnico. Después de muchos ofrecimientos rechazados- que involucraron a Labruna, Peucelle y Enrique Fernández Viola ,- el puesto fue ocupado por Enrique Fernández Viola por un corto tiempo, luego del cual el cargo fue cubierto por Peucelle hasta que llegó José Manuel Moreno, quirn fue más tarde reemplazado por el DT definitivo, José O. Curti. Ingresaron al equipo Roberto Matosas de Peñarol , Mario Bonczuk y el célebre arquero Hugo Gatti de Atlanta,Juan Lallana de Argentino Juniors, Enrique Fernández de Rosario Central y Luis Cubilla. También ingresaron - aunque no actuaron en ningún partido oficial- Florencio Troche de Nacional de Montevideo y Héctor Vivas de Tigre. Se incorporaron asimismo Roberto Parodi con pase libre y Jorge Solari como trueque por Domínguez.
En 1964 , River siguió coleccionando goles - Artime y Onega hicieron 15 cada uno , Mas y Delem 3 cada uno-, pero no pasó más allá del tercer puesto, con 7 puntos menos que Boca, que fue campeón, y 1 punto menos que Independiente , que salió segundo .
River sacó otro tercer puesto en la Copa Jorge Newbery, con 5 partidos jugados, unos ganado , tres empatados y uno perdido : un estrepitoso 0 a 4 contra Boca en cancha de River.
De los jugadores ingresados en 1963, la mitad fueron transferidos nuevamente a diversas instituciones, quedando sólo Eladio Rojas en River.
En el cuadrangular de la Copa Iberoamericana , River le ganó al Barcelona 5 a 1, perdió con Botafogo F.C. 4 a 3 y le ganó a Boca 3 a 1. Con 11 goles a favor y 6 en contra sumó 4 puntos que le valieron el primer puesto, compartido con Botafogo y Boca.

OSCAR "PININO" MAS: MAS DE MEDIO GOL POR PARTIDO

Oscar Mas fue un puntero izquierdo que demostró que el gran fútbol no sólo se demuestra ganando campeonatos, sino jugándolos bien aunque no se alcance el título. Nació en 1946, y Juan Evaristo- impresionado por su dominio de la pelota- lo quiso llevar a jugar a Boca. Pero Mas no quiso saber nada : era de River, admirador de Artime .Entonces Ernesto Duchini le dió el gusto, y en River denmostró su habilidada para hacer maniobras ingeniosas , su pique demoledor y escurridizo, sus piruetas insólitas y jugadas inesperadas para llegar al gol, cueste lo que cueste. Fue otro gran protagonista del fútbol espectáculo. Fue máximo goleador de River en 1965, 1967, 1969, 1970, 1971, 1972 y 1973, con un promedio de 0,56 de gol por partido. Entre 1964 y 1973 hizo para River 171 goles. Jugó en el seleccionado argentino del Mundial de Inglaterra '66, y fue adquirido en 1973 por el Real Madrid. Luego fue a Colombia, y pasó por Quilmes.A los 40 años, siguió jugando con la misma habilidad de siempre: como si hubiera nacido sabiendo que una pelota está para meterla en el arco rival. Todo un fenómeno.


1965: SIN GOLES Y ARAÑANDO EL TITULO

River pasó en 1965 un año exasperante. A pesar de haber finalizado la primera rueda con cuatro puntos por encima de Boca, Boca ganó el campeonato con sólo un punto más que River. River, el eterno goleador, terminó con un promedio de goles del campeonato -2,28 goles por partido- que fue el más bajo de su historia, pese a haber logrado, junto con Boca, la mayor cantidad de goles a favor -55- y la menor en contra. River fue también el equipo que más partidos ganó. Como local ganó 12 veces, empató 3 y perdió 2.Como visitante, River ganó 10, igualó 2 y fue derrotado en 5 oportunidades.
Faltaban 6 fechas para finalizar el torneo, cuando River - que aventajaba a Boca en 2 puntos- igualó con Rosario Central mientras los xeneixes les ganaban a Newell's en Rosario, conquistando posiciones hasta llegar a un punto de River. Después River empató con Estudiantes mientras Boca vencía a Gimnasia y Esgrima, que fue el club más veces vencido. Así quedaron igualados los dos grandes con 43 puntos. En la fecha siguiente no hubo variantes, pero en la antepenúltima Boca superó a River 2 a 1.
La formación que sufrió el traspié fue: Carrizo; Ramos Delgado y Grispo; Sainz, Cap y Matosas; Cubilla , Sarnari, Artime, Mas y Lallana ( que fue expulsado cuando River y Boca iban 1 a 1).
Boca se puso a dos puntos, diferencia que River disminuyó a uno, al igualar Boca ante San Lorenzo y ganarle River a Huracán 4 a 0 .En la última fecha, River superó a Argentinos Juniors 1 a 0 y Boca a Atlanta 3 a 1. Quedaron Boca campeón , River subacampeón , y a un punto de Boca, Vélez Sarsfield en tercer puesto. Mas y Lallana fueron los goleadores, con 16 tantos el primero y 14 el segundo.
Cesarini se despediría como director técnico del equipo a fines de 1966- lo que implicaba una enorme pérdida para el club-, dejando en su lugar a Curti, que a su vez- por problemas internos dejó el puesto a Torrecillas, Zorzenón, y por último a Peucelle.
Pese a que estos cambios frecuentes harían pensar que el equipo no sabría qué directivas seguir, River jugó con altura y calidad y falló casi inexplicablemente ante equipos sobre los cuales su ventaja era tan marcada como para merecerse el título de campeón.
River jugó 16 amistosos internacionales, en los cuales ganó 5, empató 3 y perdió 8. Otra vez, jugó bien, pero faltaron goles: tuvo 22 a favor y 26 en contra.

EL AÑO DE RACING

River siguió durante 1966 con un juego muy ofensivo y técnico, que demostraría cabalmente en la Copa Libertadores. La moral baja y la falta de confianza que arrastraban del título perdido en 1965 los llevó a seguir intentando un estilo de juego que hubiera servido en otras ocasiones, pero no en este año.
¿Por qué? Porque en 1966 Racing arrasó con todo.
Después del campeonato ganado en 1961, Racing había perdido capacidad ofensiva, variando de un octavo puesto a un tercero o un sexto. Pero este año, el hecho de empezar el torneo invicto - ya que no perdía desde la fecha 20 del torneo anterior- le insufló a Racing una fuerza extra que lo llevó a jugar 39 partidos sin perder uno solo, y después ganar mundialmente. Fue River el que le cortó la racha en el Monumental, ganándole al "equipo de José" 2 a 0 en la 26a. fecha y alcanzándolo en la tabla de posiciones. Después de esa victoria, River perdió ante San Lorenzo y Atlanta 1 a 0. Pero Racing no volvió a ser derrmtado, ganándole a Estudiantes de la Plata 3 a 0 y empatando ante Huracán 2 a 2, y llevándose primero tres puntos de difrenecia que luego fueron 5 y lo dejaron bien arriba del marcador. La buena racha de River se limitó a ser la de siempre: el que más triunfos logró jugando como local: 15 partidos ganados. Logró 7 victorias más como visitante y un total de 12 empates y 4 derrotas. River logró su acostumbrado título de subcampeón con 66 goles a favor , 4 menos que los de Racing. Boca bajó a un tercer puesto. Las figuras del torneo fueron Cubillas (36 partidos y artllero del grupo con 15 goles) y Matosas (35 partidos ).
Luis Artime fue transferido a Independiente por una cifra de ocho dígitos, y también se fueron Bonczuk y Prospitti. Se concedieron los pases a Varacka, Ramos Delgado, Cap, Cavo y Gigli.
Como se jugaba la Copa Libertadores, River debió aumentar su plantel adquiriendo a Bayo, D'Ambrosio, Guzmán, Loayza, Pedro Prospitti, Vieitez y Perez.Con estos hombres River llegó al título de subcampeón de América, mientras que Peñarol fue el campeón después de un 4 a 2 en Chile en el que a River se le escurrió la copa que ya casi tenía de las manos .River jugó 20 partidos, ganó 13, empató 3, perdió 4 , registró 43 goles a favor, 25 en contra y obtuvo 29 puntos.
En otros 15 partidos internacionales, el quipo de la banda roja ganó 9, perdió 5 y empató 1.

ROBERTO MATOSAS, EL POLIFUNCIONAL

Hasta 1964, el mayor precio que se había pagado por la transferencia de un jugador habían sido 25 millones de pesos por Artime y Sanfilippo. Matosas batió el record con un pase desde Peñarol por 33 millones de pesos. Defensivamente, Matosas marcó tanto a Pelé como a Garrincha, y podía jugar tanto para la defensa como para el ataque. Esta cualidad , sumada a que había ingresado al club con demora, debido a que se le adjudicaba una supuesta afección cardíaca que no fue tal, le dió una enorme fama entre los hinchas. Fue marcador de punta de los dos costados, pero más cómodo en el derecho, marcador central, segundo zaguero a la izquierda, volante obstructivo y también creador libre. Era uno de los más útiles de la cancha. Jugó en River durante cinco temporadas: de 1964 a 1968, luego de lo cual se concretó nuevamente de paso a Peñarol con - por fortuna para él - un sueldo aún más alto. Llegó a tiempo para jugar el Mundial de Futbol de México dentro del seleccionado uruguayo, que logró el cuarto puesto.


1967: CUESTA ABAJO


Una reestructuración en los sistemas de competición, diseñada para que los clubes de fútbol del interior del país puedan participar de los torneos, afectó a River en forma negativa. Le tocó jugar en la zona B junto con Platense, Independiente, Rosario central , San Lorenzo , Ferrocarril Oeste, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Banfield , Unión Deportivo Español y Chacarita Juniors, y sólo pudo llegar a un sexto puesto, siendo Platense e Independiente los finalistas. El campe ¢ n fue Estudiantes de la Plata.
Los resultados de los dos clásicos der la temporada fueron 0 a 0 en cancha de Boca y River 1 , Boca o en el Monumental.
La dirección técnica otra vez fue un tema conflictivo: empezó Juan Carlos Lorenzo con González García como preparador físico, y en Mayo fueron reemplazados por José D'Amico como DT y Zozenón como preparador.
El equipo se agrandó con las adquisiciones de Cruz (Tucumán), Camargo (Mendoza) y Gironacci ( Newell's). Fueron transferidos E. Fernández, Lettieri, Oderigo, Ballesteros, y con pases libres Loayza, Dorago .Matosas fue el jugador presente en más partidos, y Mas el máximo goleador, con 8 del total de 31 tantos que hizo River. De todos modos, River entró sexto y clasificó para el Torneo nacional.
Una campaña con tan poca suerte nunca pasa sin consecuencias graves para la institución. Los magros resultados obtenidos por River en este año, provocaron que el presidente del club, Antonio Vespucio Liberti, presentara su renuncia indeclinable. Para los socios era inconcebible un River sin Liberti, que fuera varias veces reelegido. Trataron de disuadirlo de semejante decisión, pero Liberti se mostró inflexible, y por ende el 15 de Junio se aceptó su dimisión . Ocupó su cargo el vicepresidente Roberto LLauró, y a éste lo reemplazó Tulio H. Botto. El 23 de septiembre falleció otro ex presidente del club, José Julio Degrossi, y se le hizo un merecido homenaje.
River recibió además una importante donación en dinero por parte del profesor doctor Augusto Covaro , director del Departamento de Medicina Apliaada a los Deportes , destinados a la compra de instrumental para el departamento a su cargo.

EL PRIMER CAMPEONATO NACIONAL


En 1967 se jugó el primer Campeonato Nacional, con la intervención de 16 equipos: los seis mejores clasificados de cada zona y los cuatro ganadores de las finales de los torneos regionales. El título se lo llevó Independiente con 15 puntos y 43 goles a favor, seguidos por Estudiantes, Vélez Sársfield y Rosario Central. River ganó 5 partidos como local y 4 como visitante.
Empató 1 y perdió dos como local, y perdió otros 3 como visitante, logrando asíubicarse sólo en el quinto puesto, con 10 goles menos que el ganador y 19 puntos, y encima de San Lorenzo. El goleador fue Luis Artime, con 11 tantos, repitiendo el récord que había logrado en el '62 y '63 en River y en el '66 en Independiente. Más fue el segundo goleador con 9 tantos.
Daniel Onega , hermano de Ermindo- que venía jugando en primera desde el '66- , suplantaba a veces al "Ronco" o jugaba con él como punta de lanza, con un cabezazo certero .Cuando Ermindo Onega fue transferido a Peñarol, Daniel asumió la dirección del equipo , y su juego mejoró notablemente.
En la Copa LIbertadores de América River salió en tercer lugar en la zona semifinal, puesto compartido con Colo Colo. Jugó 16 partidos, ganó 6, empató 6, perdió 4, hizo 33 goles a favor y 17 en contra, y terminó con 18 puntos.


1968 : CASI PRIMEROS

River quedó en segundo puesto de la zona "B" detrá de Véez por un punto de diferencia. Compitieron también Rosario central, Huracán ,Vélez, Tigre, Independiente, Los Andes, Chacarita Juniors, Quilmes, Gimnasia, La Plata y Quilmes. Los cotejos interzonales con Boca dieron un 1 a 1 en Boca y un 0 a 0 en el Monumental.
River disputó al semifinal con San Lorenzo, con un equipo formado por Carrizo; Morcillo Miguel L ¢ pez, Matosas y Guzmán; Recio, C. Rodriguez y Ermindo Onega; Cubilla, Daniel Onega y Mas.Ballestero, Lallana y Sarnara fueron transferidos. Pases libres tuvieron Bianchi, Carrera, Dominguez, Grispo, Gómez, Gagliardi, Lettieri, Minore, Oderigo, R. López, Delem , Sainz y Segovia. Los hermanos Onega se lucieron los dos con 8 goles y Mas con 7.El escribano Julián Kent ganó las elecciones para nuevo dirigente del club.
El 23 de Junio de este año , River tuvo un día de luto ante la impresionante tragedia de la avalancha producida en la puerta 12, cuando los ocupantes de la tribuna que da la espalda a Figueroa Alcorta intentaron salir todos juntos por una misma puerta, aplastando a los que estaban adelante y no podían salir, con el lamentable saldo de 71 muertos.
El mítico Angel Labruna pasó a ejercer la dirección técnica del club, siendo asesor físico Adolfo Moguilevsky.
En el campeonato nacional, Vélez fue el campeón, empatando con 22 puntos con River y Racing. River quedó sin título por culpa del árbitro Guillermo Nimo : cuando el marcador lateral Gallo sacó con la mano un "gol hecho" de River y Nimo no sancionó el penal, quedando River empatando 1 a 1 con Vélez en cancha de San Lorenzo. Vélez fue el campeón por tener la mayor cantidad de goles: 39. River obtuvo cuatro menos. El plantel se formó con Recio, Guzmán y Mas en 15 partidos; Cubilla en 14 ; D.Onega en 13; Morcillo y Solari en 11; Gatti y Matosas en 10; M.A. López y E. Onega en 8; Payra en 7; Ziwycki , Gironacci , Gutierrez y Dominichi en 5; Ferreiro en 4 , C. Rodr ¡ guez en 4 y Carrizo en 1.El goleador fue Daniel Onega, con 10 tantos.

1969: SEGUNDOS OTRA VEZ

Salvo por un triunfo 2 a 0 frente a Boca,. en este año la campaña de River fue muy similar a la anterior: el equipo se mostró aguerrido , luchador, ordenado , pero sin llegar a los goles suficientes como para alcanzar un primer puesto que siempre ve de muy , muy cerca, pero que no puede hacer suyo. Salió otra vez segundo en la zona, esta vez detrás de Racing por una diferencia de 4 puntos y diez goles. Compitió con Estudiantes, Huracán, Platense, Quilmes, Newell's Old Boys, Unión, Argentino Juniors, Deportivo Morón y Los Andes. La primera semifinbal se jugó en Racing, un River -Boca 0 a 0. Se clasificó River por mejor diferencia de goles: 35 a favor y 34 en contra. Los resultados de las semifinales fueron: Chacarita 1, Racing 0. Y en la final, Chacairita batió a River con un 4 a 1. Daniel Onega y Más hicieron la mayoría de los goles que le dieron a River el tercer puesto en goles a favor.
Entraron a River Carballo, E. Fernández, Minitti, Noguera, Trebucq y Sá. Se fueron Bordón, Gatti , Cubilla,Matosas, Montemorani , Panizo , Vitale, Ocaño , Zywicki, Cruz y Chaves. Carrizo, Coco, Falasco, Varvello y Ermindo Onega tuvieron pases libres.
En el campeonato nacional, River jugó dos partidos contra San Lorenzo: uno partido en Vélez ganado por River 1 a 0, y el segundo fue en Racing, ganando River 3 a 2 y quedando segundo junto a San Lorenzo, que desempató y el campeonato lo ganó Boca. Mas hizo 14 tantos con los 2 partidos de desempate. Las figuras del torneo fueron Alberto Pérez, Miguel Angel López, Daniel Onega y Oscar Mas. En éste torneo debutó tambien Reinaldo Merlo, y se lució en 4 partidos César Larraigné, un hombre que jugó tanto de volante como de marcador de punta.

2 comentarios:

  1. La nefasta politica de William Ken (al que ironicamente se le hizo un monumento) llevo a River a algo similar de hoy dia: descapitalizarse. El toque final lo dio contratando al negro Didi (un caradura que prometio sacar de las inferiores un Pele o Gerson cada año). En fin...La historia vuelve a repetirse.

    ResponderEliminar