viernes, 22 de mayo de 2009

El Metro '85 : un River superior

EL METRO '85: UN RIVER SUPERIOR

Antes de empezar el campeonato se transfirió al centrodelantero Ricardo Gareca al América de Cali, Colombia, recibiendo en parte de pago a un volante de Huracán, Claudio Morresi, quien debutó en la tercera fecha, 1 a 1 frente a Unión de Santa F, En la quinta fecha, River demostró su superioridad en un juego impecable ante Estudiantes, que cayó rendido ante un contundente 3 a 1. Ante Independiente y Argentinos Juniors River se quedó sin hacer goles, pero luego repuntó batiendo a Chacarita, Talleres y goleando a Newell's 5 a 1, con goles de Francescoli, dos de Amuchástegui y dos de Morresi. Jugaron Pumpido, Gordillo, López Turitich, Borelli, Ruggeri, Montenegro, Enrique, Gallego, Morresi, Amuchástegui, Francescoli y Alfaro (Gorosito).

El DT Héctor Veira explicó el logro diciendo que River al fin empezaba a jugar como equipo. En el partido siguiente, River dejó atrás a Vélez con un violento 4 a 1.

River siguió cosechando los resultados de un juego cada vez más armado: le ganó a Gimnasia, al Deportivo Español y a Boca. En este útimo, Ruggeri fue la gran figura, siendo el gol de Montenegro. Después de una breve caída ante Ferro siguió batiendo a Platense (3 a 1) y a Temperley por goleada 6 a 0. La victoria se acercaba. River se iba para arriba, dejando atrás a sus compañeros de marcador. Hubo dos partidos más sin goles, después de los cuales River le ganó a Unión 3 a 0 y a Estudiantes 5 a 1 y hubo un partido movido frente a Argentinos Juniors, que ganó River 5 a 4. Todo lo demás fueron impresionantes victorias: un 4 a 0 ante Racing, un 3 a 0 ante Vélez, un 2 a 0 ante Boca.

La llegada de Morresi al grupo hizo la gran diferencia: demostró ser una excelente adquisición. Pero ya Francescoli era una garantía absoluta de gol. No había partido donde él no los hiciera , atajados o logrados. Ruggero, Francescoli y Gallego formaban un grupo de performance perfecta. La llegada de Morresi fue lo que completó la línea, y con Francescoli armaron un dúo imbatible. Pumpido y Goycochea eran dos arqueros impecables. Y el juego agresivo de Alonso no dejaba pasar una oportunidad de hacer un gol.

La final fue un interesante empate de 4 a 4 frente a Platense, y River resultó campeón con números para recordar: 74 goles a favor, 23 partidos ganados, 3 perdidos, 10 empatados, 26 goles en contra y 56 puntos. Esto convirtió a los jugadores Enzo Francescoli y Ruggeri en dos consagrados en la cima de sus carreras.

Francescoli por ser el goleador absoluto con 25 tantos, seguido por Morresi con 16 y Amuchástegui con 10. Ruggeri por haber demostrado una fuerza increíble, un pique deslumbrante y un quite por demás efectivo. Además, fue el jugador que en más partidos participó: 35, o sea que sólo faltó a uno. El "Beto " Alonso había puesto todo de su parte, armando jugadas impactantes. Y Veira pudo sentirse orgulloso del cambio operado en el grupo. Este título le posibilitó a River entrar a participar en la Copa
Libertadores junto con Boca, Wanderers y Peñarol de Uruguay.

Los jugadores fueron agasajados con una "Cena de Campeones" en la que se les entregó el León de Plata a los mejores deportistas de River. Los jugadores del equipo de fútbol recibieron el premio juntos a otras figuras descollantes en varias disciplinas como Gabriela Sabatini, Darío Alvarez ( Campeón Sudamericano de patín artístico), Laura Martinel (Campeona Mundial de lucha), Federico Bluthgen (Campeón Panamericano de lucha) Alejandro Hoffman y Oscar Panno en ajedrez, y Beatriz Capotosto (Campeona Sudamericana de 100 metros con vallas).

El plantel premiado estaba compuesto por Ruggeri, Amuchástegui, Gordillo, Enrique, Morresi, Francescoli, Gallego, Alfaro, Pumpido, Borelli, Alonso, Saporiti, Goycochea, Gorosito, Karabin, Rinaldi , Crasiyacich, Gutierrez, Villazán, Spotorno y Centurión.

También se les entregó el León de Oro a Francescoli por ser el "Mejor jugador sudamericano de fútbol", a Gabriela Sabatini por ser representante internacional ,y otro a la atleta ganadora del León de Plata Beatriz Capotosto y al plantel de la primera de básquetbol.

Claro está que todos estos triunfos le valieron a Hugo Santilli ganar las elecciones del 28 de Diciembre y reiniciar un nuevo período como dirigente de River.


RIVERPLATENSES A DOS SELECCIONES


Seis jugadores de River fueron convocados para integrar la selección para el Mundial . Representando a la Argentina, fueron Nery Pumpido, Oscar Ruggeri y Héctor Enrique. Para la selección uruguaya partieron Nelson Gutiérrez, Francescoli y Alzamendi.


ALEJANDRO MONTENEGRO, UN MARCADOR DE GARRA

Una de las presencias más fuertes de este torneo fue Alejandro Montenegro. Había llegado a River libre después de jugar nueve años en las inferiores de Ferro. En el '84 jugó en préstamo para Chacarita Juniors durante seis meses, pero en Diciembre pasó a jugar definitivamente en el nuevo plantel de River dirigido por Veira. Como marcador lateral izquierdo jugaba con fuerza y determinación notables, evitando que el contrario tocara una pelota. Fue dúctil tanto en la cancha como fuera de ella: afuera, estudió en el colegio industrial, fue pintor de brocha gorda y vendedor de helados; y en la cancha tanto podía improvisar salidas propias como ajustarse perfectamente a las directivas del técnico. " Lo malo es que la gente no se da cuenta que si uno a veces no fue al ataque y se quedó en su puesto , no es porque no quiera jugar bien sino porque el técnico le dijo que evitara la salida individual para no dejarle oportunidades al puntero de turno" , aclaraba él.

¿Por qué los '85 y '86 River se ganó todos los títulos? Montenegro lo explicó: "Porque estábamos tranquilos, nos teníamos confianza. Hasta cantábamos y contábamos chistes antes del partido, momento en que uno siempre está demasiado nervioso para eso. Nos queríamos llevar el mundo por delante. "Tal vez en esa fórmula tan simple resida el secreto para ser campeón múltiple.



TORNEO '86:

River empezó bien el '86 ganando el 20 de Enero la Copa de Oro de Mar del Plata .Habían ingresado al plantel los jugadores Saralegui - de Uruguay- , Sperandío - de Rosario Central, Funes -del Millonarios , de Colombia-, Rubén Gómez, Erbin y Patricio Hernández - de Instituto -Rubens Navarro- uruguayo, que venía de San Lorenzo- y retornaba Alzamendi.

El 11 de Febrero, River volvió a demostrar su calidad ganando el torneo triangular internacional llamado "Copa Municipalidad de General Pueyrredón", ganándole a Boca 3 a 1, y al Nantes de Francia 2 a 1, igualando ante el Spartak de Moscú 1 a 1. El 11 de Mayo obtuvo la "Copa Bayer 85º. Aniversario", y el 5 de Julio se llevó la copa del Cuadrangular de Campeones en Posadas. Con toda la fe a favor de la banda roja , el 13 de Julio empezó el campeonato en el Monumental con pálida actuación ante Racing, que terminó en 1 a 1. El plantel de River fue Goycoechea; Saporiti, Karabín, Gómez, Saralegui, Sperandío , Hernández , Navarro (Caniggia) , Centurión y Gorosito (Troglio). Hubo una derrota con Rosario Central, un triunfo ante Gimnasia, y otra victoria en un 3 a 1 contra Temperley.


ANTIDOPING POSITIVO

Ese triunfo de 3 a 1 ante Temperley quedó reducido a un 1 a 0 favorable a Temperley por el Tribunal de Disciplina de la AFA , después de que se comprobara un resultado de antidoping positivo para el riverplatense Ramón Centurión. Centurión explicó entonces que había tomado un antigripal sin permiso del médico del plantel, que le dió como resultado la existencia de metaanfetaminas en la orina, por lo cual fue sancionado con un año de suspensión a partir del 5 de Septiembre de 1986. A River se lo sancionó con el descuento de dos puntos que se le otorgaron a Temperley, y el pago de una multa equivalente al precio de 750 entradas. Centurión pidió disculpas a sus compañeros por el desliz.

Después de la victoria que terminó en derrota ante Temperley (ver recuadro) hubo cinco empates en ocho partidos, lo que demostraba que River se defendía, pero que el ataque aún no terminaba de organizarse.

El partido River-Boca de la segunda rueda terminó 1 a 1 con un desastroso arbitraje de Francisco Lamolina privó a River del triunfo al no sancionar un legítimo gol de Alzamendi, y al no cobrar una mano penal de Higuain en la boca del arco.

Al mismo tiempo había empezado el torneo por la Copa Libertadores, por eso la formación del torneo nacional se cambió por la llamada "Los niños terribles", un equipo formado por Goycochea; Gómez, Perrone (Navarro), Gutiérrez, Míguez, Troglio, Vittor, Alonso, Hernández, Caniggia y Funes como titulares, y Miguel, Maseiro, Zapata y Salaberry como suplentes, aún cuando Veira aseguraba que "en River no hay titulares y suplentes: son todos jugadores" .Estos tampoco pudieron avanzar demasiado en el marcador: tuvieron 14 puntos, mientras el puntero tenía 22, y perdieron el clásico 1 a 0.A partir de ahí , River sólo pudo concretar algunas victorias, como frente a Talleres (3 a 2) , Rosario Central (3 a 2) , Temperley (4 a 2) Independiente (4 a 1) , Instituto (4 a 1) y le ganó a Vélez 3 a 2 en la penúltima fecha.

La segunda victoria ante Temperley no fue casual. Coincidió que para esa fecha se habían incorporado al plantel las más importantes figuras de River, que venían de haber terminado de jugar la Copa Libertadores y de formar los seleccionados nacionales para el Mundial '86. Claro que la energía que le insuflaron al plantel llegó cuando ya era demasiado tarde para repuntar la actuación de los que venían jugando el torneo.

Caniggia y Alzamendi fueron las figuras más notables. Tres de sus goles conjuntos mandaron al club Deportivo Italiano al descenso. En suma, el torneo se dividió en dos etapas bien diferentes: la de los "Niños terribles" -que no eran tan terribles, después de todo- y la final, etapa en la que la inyección de sangre de campeones levantó a River cuando parecía estar apagándose.

El campeón fue Rosario Central con 49 puntos. Segundo, los rosarinos de Newell's. River quedó en décimo puesto, con 39 puntos, 38 partidos jugados,13 ganados, 13 empatados, 12 perdidos, 54 goles a favor, 49 en contra, además, obtuvo el segundo mejor promedio de goles por partido: 1, 25, mientras que el campeón tenía 1, 29.

Los cracks Caniggia y Alzamendi mostraron ser goleadores extraordinarios, dejando a toda la hinchada impresionada con su habilidad. Alzamendi logró 13 goles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada