viernes, 22 de mayo de 2009

El polémico Ramón Díaz

Favorito del ex presidente Carlos Menem , quien como hincha de River
siempre lo consideró "el mejor jugador"- aunque se calcula que también influye en su simpatía el hecho de que ambos sean riojanos- Ramón Díaz vivió etapas de aprobación y dura crítica. Como jugador , el "Pelado" - llamado así porque mientras en los '70 los demás lucían largas melenas , a él el pelo le crecía poquito- le dio a River victorias indiscutibles con su juego decidido y bien pensado. Como director técnico , le tocó vivir campañas riverplatenses llenas de altibajos, y con ninguna Copa Libertado¬res desde el '86. Siempre en la historia del fútbol sucede que cuando el equipo no es campeón , lo primero que se discute es la idoneidad del director tecnico , que es la "cabeza de turco" ,primera en rodar si las cosas no salen como se esperaba.
A Ramón Díaz le tocó tener que tolerar un rechazo bastante prolongado de parte de los medios, que pusieron permanentemente su dirección en cuestionamiento, ya que River no llegaba al título. Pero él siempre siguió adelante, contando con el respaldo incondicional de Alfredo avicce,presidente del club. Cuando apareció Crespo como goleador, le echaron la culpa de no haberlo puesto antes en el equipo titular . "Lo puse cuando empezó a rendir" , explicó él. Después le criticaron a River vender a Crespo al arma , de Italia . Pero eso es decisión de los diri¬gentes.También es cierto que Crespo juega de a ratos, como des¬pertándose , y que el destino de River no puede depender de un sólo jugador.Se le criticó hacer de River un equipo emible cuando ataca pero endeble cuando defiende. Se le criticó cambiar demasiados jugadores en los partidos, y eso llevó a que luego , cuando quería cambiar se abstuviera "para evitar que pidan mi pena de muerte" .¿Se puede trabajar así? ¿Es toda la culpa de Ramón Díaz? Se dijo que los dirigentes de River no quisieron pagar tres millones de pesos por un arquero como Chilavert cuando gastaron la misma plata en un montón de jugadores que después terminaron siendo suplentes.La culpa nunca puede yacer enteramen¬te en lo que haga un técnico. Son los dirigentes, los jugadores, el clima, la confianza que se tiene el grupo y el momento que vive el club el que hace que un equipo sea o no sea campeón . Ramón Díaz se defendió diciendo :"Mi intención es que River juegue bien . Quiero sumarle la velocidad europea. Quiero un equipo veloz, que se traslade rápido. Y cuando armo la táctica , pienso siempre en qué rival me toca enfrentar."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada