viernes, 22 de mayo de 2009

HISTORIA DE LA PELOTA

Siempre hubo juegos de pelota que entretuvieron a la humanidad.
En el año2500 a.C. los chinos entrenaban a sus tropas con un
violento juego en el cual una pesada bola de cuero anudado con
crin de caballo se lanzaba y disputaba hasta llevarla al arco del
equipo rival. Mientras los griegos se divertían pateando una
vegija de cerdo rellena de aire como un globo, en América los
mayas y luego los aztecas jugaban a un juego de pelota muy rápido
,que se practicaba en grandes patios de piedra con tribunas a los
lados, y que consistía en tratar de meter una bola de cuero a
través de unos aros verticales de piedra que sobresalían de las
paredes. En el siglo VIII empezó a jugarse en Europa un juego de
pelota con una vejiga llena de aire y forrada en cuero cosido, y
en el XIX se ide ¢ el cierre hermético de esa pelota elíptica que
se usaba en el football y el rugby por igual . En 1870 se reemplazó la vejiga de chancho por la pelota de caucho, que al ser
industrializada tom ¢ la forma esférica . En 1880 un artesano de
Yorkshire, Inglaterra , tuvo la idea de forrarla en cuero cosido
en gajos, con el famoso tiento . Ya en 1846 los ingleses habín
traído el fútbol a Buenos Aires, que se empez ¢ a practicar en
1867, en el "Buenos Aires Football Club" fundado por los hermanos
Hogg. Los ingleses empleados de ferrocarriles fueron los encarga¬
dos de difundir su entusiasmo por el deporte en todo el paí. Los
cordbeses Luis Polo, Antonio Tossolini y Juan Valbonesi idearon en Bell Ville, Córdoba , la válvula en la pelota que permitía
inflarla con un pico una vez que haya perdido la presión En 1936
se estrenó la Superball: una pelota sin tiento , invento tan
argentino como el dulce de leche. Recién en 1953 en Europa se ensay ¢ el uso de una pelota de plástico . Los ensayos continúan ,
y mientras se acerca la pelota del futuro - que siempre será más duradera , r pida y liviana que la actual -, en la ciudad de
Belle Ville, los cordobeses señalan con orgullo el único Monumen¬
to a la Pelota Argentina del país y , seguramente, del mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada