viernes, 22 de mayo de 2009

Los nuevos muchachos

LOS NUEVOS MUCHACHOS

Comelles, Morete participaron en 37 partidos de este campeonato. Le seguían Fillol y Héctor López con 36 ; Juan José López, 33; Pedro González, 32; Raimondo , 31; Perfumo, 29; Artico y Alonso, 28; Mas, 24;Merlo, 22; Pena, 19; Sabella, 19; Bareiro, 16;Passerella, 13; Reinaldi, 10; Vivalda, 4;Carlos Salinas, 3; Luis Jometon y Ghiso, 2. Los que sólo participaron en un partido fueron: Orlando Ponce, L.A. Giménez; Gigli , Rubén Bruno, Francisco Groppa, Rodolfo Rafaelli, Héctor Bargas, Fernando Zappía, Leonardo Labonia , Rubén Cabrera y Gómez.
Entre estos últimos se destacan algunos nuevos valores que se lucieron en esta campaña, demostrando un profesionalismo excepcional.
Alejandro Sabella, nacido en 1954, era un volante excelente, que reemplazaba a cualquier mediocampista con fluidez, pero en especial al "Beto" Alonso. Venía del "semillero" de River Plate, y se caracterizo por su capacidad de definir las jugadas.
José Omar Reinaldi era un cordobés nacido en 1949 que venía del club Lavalle y luego del Belgrano de Córdoba. Su ataque era efectivo, y se mostró capacitado para cubrir cualquier área.
El paraguayo Pedro Alcides Bareiro Molinas, nacido 1951, había jugado en el club Cerro Porteño de Paraguay. Cuando River jugó un amistoso con éste club, al ver su velocidad como puntero, inmediatamente lo contrataron para River. Por último, Rubén Bruno era un chico de la cuarta de River que demostró cualidades que enseguida lo hicieron merecedor de esta primera división de lujo. Bruno fue el que concretó el gol contra Argentinos Juniors en la 37a. fecha. Fue el gol del triunfo, el que valió el campeonato.

LOS GOLES

La mayor cantidad de goles la metió Morete con 24 tantos, seguido de Alonso, con 20. Pedro González hizo 6, Mas logró 5, J.J. López, 4; Sabella, 3; Passarella y Bareiro, 2; Artico, Ghiso y Bruno, 1. En contra, Paolino, Pascuttini y Zucarini, uno cada uno.


LAS FIGURAS DEL MOMENTO: EL ARTILLERO CARLOS MANUEL MORENO

"El Puma" nació en Munro en 1952 , y debutó en River en 1964 en la novena división hasta llegar a la primera, gracias a los consejos de Peucelle, quien le indicó que en vez de retener la pelota entre los pies, la mandara más rápido al arco. Se caracterizó por tener un pique velocísimo que, junto a unas corridas demoledoras, perforaba las redes enemigas. No volvió a esperar para hacer el gol: se convirtió en goleador nato que enloquecía a las tribunas. Cuando terminó el campeonato '75, Morete fue transferido al Las Palmas, de España, en 11 millones de pesos. Cuando volvió a la Argentina, él, que había vivido la mala y la buenas época de River, comentó: "Yo recibí el aplauso y los silbidos de la hinchada, pero siempre fuí el mismo: no me alteró el concepto del público. A mí me fabricó River, y Didí, que fue el mejor técnico que tuve en mi vida".


LOS GOLES DE MORETE

Estos fueron los goles obtenidos por Morete en partidos oficiales en sus cinco años de actuación en la primera división de River:

1970: Metropolitano: 3- Nacional: 1
1971: Metropolitano: 2- Nacional: 9
1972: Metropolitano: 1- Nacional: 15
1973: Metropolitano: 9- Nacional: 14
1974: Metropolitano: 18- Nacional: 7
1974: Metropolitano: 24





SE VA MORETE, ENTRA LEOPOLDO JACINTO LUQUE

Cuando el "Puma" se fue, se hizo imprescindible y urgente encontrar un centro delantero de su calidad que lo reemplazara garantizando mantener el nivel del equipo . Pensaron en quien le había dado más trabajo a Fillol atajando uno y otro gol del adversario. Y había un hombre que cada vez que se presentaba ante River , obligaba a moverse al "Pato" con por lo menos un gol por partido. Era Leopoldo Jacinto Luque, nacido en 1950 y jugador del club Unión de Santa Fé.

Con humildad, Luque se autodefinía como un hombre más útil despejándole el camino a sus compañeros que definiendo él mismo el juego. Aunque muchas veces no le quedaba más remedio que hacer los goles. Luque tenía una resistencia física a toda prueba, y seguía corriendo en el último minuto como si fuera el primero. El mismo decía que necesitaba "continuidad, jugar todos los domingos" para rendir al máximo, y que buscaba "el rendimiento del equipo más que el logro personal". Lo curioso es que Unión lo había dejado libre en el '68, diciéndole que se dedicara a otra cosa . Intentó dedicarse a la electrónica, pero el fútbol tiraba más. Cuando el Unión se enteró que en un club pequeño -el Atenas de Santo Tomé- había hecho 70 goles en 30 partidos, jugando de 9 , decidió reincorporarlo inmediatamente, y jugó en el torneo Regional y en préstamo para Rosario Central jugó el Nacional, logrando en cuatro partidos tres goles ( dos al arquero Gatti de Gimnasia).Al llegar a River se vi ¢ ante la enorme tarea de tener que reemplazar a un monstruo del gol como era Morete. Lo hizo dignamente, debutando ante Boca - logrando el segundo gol de un 2 a 1 para River- y llevando a River a ganar el torneo Nacional con 5 goles de su cosecha en 20 partidos. En el '76, convirtió 18 tantos, y en el '77 otros 19 que también concluyeron en un título de campeón para River. Siendo sus ídolos Artime y Pelé, Luque siempre fue un genio de la desmarcación, un jugador de pique y potencia, y poseedor de una fé inclaudicable en que el partido sería de River. Aunque también, por las dudas, siempre entró a la cancha pisándola con el pie derecho...


EL GRAN JUAN JOSE LOPEZ

De chico había sufrido problemas respiratorios, por lo que los padres se habían mudado a Guernica, donde se suponía que había mejores aires. Carlos Palomino lo vió jugar y lo inscribió en la novena de River, adonde el pibe viajaba todas las madrugadas, apenas terminó la escuela primaria. El padre no quería que empezara el fútbol sin haber terminado los estudios. El "Polaco" Vladislao Cap lo puso de titular en la quinta , pasándolo a la tercera en 1970, y a fin de año Didí lo pasó a integrar el plantel de primera, viendo que López contribuiría en mejorar el "jogo bonito".

Conoció a todos los directores técnicos: Diez, Rodolfi, Urriolabeitia, Sívori, Rossi, Vairo, Delem , Labruna, hasta que Pizzuti en el '71 lo llevó a la selección, a la que también lo llevó Sivori en el '73 y Menotti en el '75. En selecciones posteriores, fue Ardiles quien lo suplantó.

La victoria del '75 fue explicada así por quien pasó por los 18 años de un River que no llegaba al título: "Labruna era uno de los tipos más vivos que conocí. Nos dió una dinámica importante, ubicando a la gente donde correspondía: a mí con el "Mostaza" Merlo, dejándolo a Alonso libre por toda la cancha, y contando con Fillol, que atajaba todas las pelotas". Del Nacional del '75 comentó: "Fue otro equipo, un River con más confianza, jugamos más tranquilos.". Del torneo ganado en el '77, expresó: "El fútbol es un aprendizaje constante, desconoce la rutina, nunca se sabe qué puede salir de un partido, por eso es que todos los días se tiene una revancha. Pero en ese momento teníamos un nivel mental excelente, íbamos derechito al título. Luque fue un valor clave por su oportunismo y habilidad .Y Marchetti puso lo suyo, saliendo goleador."López mostró toda su habilidad en River hasta diciembre de 1981, dejando detrás suyo una fenomenal carrera, sobre todo por el dúo que hacían con el Beto Almnso, con quien, según el mismo J.J., "bastaba cruzarnos una mirada para entendernos". Y es justamente esa complicidad entre los integrantes de la línea de ataque la que logra equipos campeones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada