viernes, 22 de mayo de 2009

" Soy de River y de Boca "

"SOY DE RIVER Y BOCA”


Esta es una frase que podrían haber dicho muchos jugadores de
Rivver que pasaron a ser jugadores o técnicos de Boca Juniors , y viceversa. Por orden alfabético, jugaron en River y Boca sucesivamente Juan Carlos Barberis, Aníbal Cibeyra, Victorio Cocco, Juan Carlos Días , Mario Roque Ditro, Jorge Hugo Fernández, Rubén Galletti , Hugo Orlando Gatti, Néstor Isella, Miguel Loayza, Francisco Lombardo, José Luis Luna, Ernesto Mastrángelo, Norberto Menéndez, José Manuel Moreno, Juan José Negri, Juan José Pizzuti, Miguel Angel Rodríguez, Jorge Higuaín, Alfredo Hugo Rojas , Iseo Roselló, Francisco Sá ,Carlos Salinas, Daniel Silguero, Alberto Tarantini, Juan Vairo, Hugo Marcos Zarich , Sebastián Rambert, Ricardo Zatelli y entre otros más, también Gareca , Ruggeri, Villarreal , Caniggia, Gamboa, Batistuta, Julio César Cáceres y Luciano Figueroa .

En 1985, Boca vendió a River a sus cracks Gareca por 250.000 U$S y Ruggeri - por 150.000 U$S, a cambio de 100.000 U$S para el club y el pase a Boca de Olarticoechea y Tapia: dos valores que ganarían el Mundial de México '86 en el seleccionado nacional. Los talentos compartidos por ambos clubes son interminables.

En 1977, el boquense Alberto Tarantini no llega a un acuerdo con los directivos - que no le aumentan el 15% reclamado, y por eso pasa a jugar en 1980 a River, luego de un pase previo por Inglaterra y luego Talleres. Hizo su debut en una cancha de Boca que, lamentablemente , lo abucheó sin comprender que estos pases se dieron siempre entre los dos grandes clubes.

En 1964, uno de los integrantes de la famosa "Máquina" riverplatense, Adolfo Pedernera, fué director técnico de Boca Juniors, pasando en el '79 a dirigir las divisiones amateurs de River. Otros riverplatenses que fueron a enseñarle a jugar al equipo de Boca fueron Néstor Rossi en 1965, Alfredo Di Stéfano en 1969, Vladislao Cap en 1982, y otra vez Alfredo Di Stéfano en 1985. Pero la situación inversa- que un ex jugador de Boca pase a ser director técnico de River- se dió solamente una vez, y por un período muy breve. En 1967, el gran boquense "Toto" Lorenzo fue director técnico de River Plate, con resultados tan adversos que fue relevado de ese puesto enseguida, para volver a dirigir en Boca de 1976 a 1979.

El mismo Hugo Orlando Gatti, arquero mítico de Boca Juniors, había comenzado su carrera jugando en Atlanta del '62 al '64 ,del '64 al '68 jugó en River, de donde pasó a Platense porque en River pasó una mala racha en la cual le metieron demasiados goles para el gusto de los dirigentes del club . En Boca , en un amistoso con Lanús, Gatti vivió "el sueño del pibe" al poder jugar un primer tiempo como arquero y un segundo tiempo como número 9, cosa bastante infrecuente en la tradición futbolística. De ahí pasó 7 temporadas- del '69 al '74-jugando para Gimnasia y Esgrima, luego en 1975 jugó para Unión de Santa Fé, y sólo después de ese recorrido ganó su fama en Boca - donde jugó del '76 al '88-y la Selección Nacional. Gatti siempre se caracterizó por característica sinceridad y falta de modestia al definirse siempre como "el mejor arquero del mundo". Sin embargo , al hablar de las diferencias entre su juego y el de su contemporáneo arquero riverplatense, Ubaldo Matildo Fillol, Gatti aclaró: "Fillol es puro reflejo , puro impulso. En cambio yo vivo los partidos, los juego enteros."

¿Eran uno mejor que el otro? No: eran distintos. En el primer partido de la zona, en el marco de la Copa Libertadores de América de 1977 la ganó Boca enfrentándose a un duro partido contra River , en el que el famoso gol de la victoria fue concretado por un penal de Mouzo sobre la hora, que dió en el palo y rebotó increíblemente en la espalda de Fillol, momento aprovechado por el boquense Mouzo para rematarla dentro de la red. Ganó Boca 1 a 0. La tribuna deliraba, sin poderlo creer. Ni Gatti y Fillol juntos hubieran podido parar ese golazo.

La semejanza de calidad entre los dos equipos líderes también quedó demostrada en la Copa Libertadores de América de 1978. En la primera fecha, River empató 0 a 0 con Boca , ganándole por un punto a los de la ribera. Luego Boca se desquitó ganándole a River 2 a 0 en el Monumental, llevándose la Copa los xeneixes en la final, jugada contra Deportivo Cali. Con el pase de Maradona a Boca en 1981, Boca se convirtió en el mayor verdugo de River. Sólo un año antes, en 1980, el equipo boquense estaba totalmente desalentado ante el retiro del director técnico, el famoso "Toto" Lorenzo. Nadie imaginaba cómo seguiría Boca sin el "Toto". Sin embargo, al tiempo el cargo lo cubrió Rattin ,y comenzó una etapa de gloria para Boca.

Maradona y Brindisi hicieron -en 1981 -el 50% de los goles de la campaña boquense, y River miraba, impotente, las maravillas que lograba el incomparable Diego con la pelota. En uno de los primeros partidos, Maradona superó tres fouls seguidos, lo dejó indefenso a Tarantini, y marcó un gol con todo River encima de él. Boca ganó 3 a 0. Boca se convirtió - gracias a Maradona- en un fenómeno imparable, volviendo a lograr récords de recaudación con la venta de entradas. En ese año, las entradas vendidas por Boca duplicaron la recaudación de River. Boca llegó a temblar esperando que Maradona volviera al equipo azul y oro después del mundial de España '82. El técnico de Diego durante esa campaña fue Silvio Marzolini. Pero fue un ex riverplatense, Vladislao Cap, quien entró reemplazando a Silvio Marzolini cuando este se retiró de Boca cuando pidió un aumento del 50%, que el club le negó. Otro caso más de rievrplatenses enseñando a los boquenses. Uno de los valores más importantes de River, Claudio Paul Caniggia, regresó de su equipo italiano para jugar en Boca. Y en River nadie se lo reprochó.


HERMANOS REPARTIDOS: UNO EN RIVER, OTRO EN BOCA:

La hermandad entre los clubes River y Boca no sóo yace en su origen tan similar sino en que - además de pasarse jugadores entre sí -ha habido casos en que ambos clubes se repartieron hermanos. Hablamos de dos jugadores que hicieron historia, tanto para River como para Boca: los hermanos Mas. Mario Evaristo- un ex jugador de Boca dedicado a descubrir nuevos talentos-quiso llevar a Boca a un chico bajito y muy veloz que vió haciendo goles en un potrero con enorme fuerza y precisión .Pero dió la casualidad de que el chico era fanático hincha de River Plate , y no quería saber nada con entrar a jugar a Boca, ni aunque le pagaran. El "Galgo" Evaristo pasó horas tratando de convencer al petiso de que entrara en Boca, pero no hubo caso. El que no tuvo problemas en ficharse en Boca fue el hermano del petiso, que entró a jugar enseguida en el club de la ribera. Pero Evaristo quería al chiquito, e insistió tanto que el muchacho, para no ofender al crack , fue a una prueba donde jugó a desgano y pateó un penal afuera a propósito. Pero no engañó a Evaristo, que se quedó convencido de que hasta jugar mal le salía tan bien , que ese chico tenía un futuro de oro. El que se quedó en Boca de buen grado durante 1966 fue Luis Más, como defensor. Pro una lesión lo llevó a terminar antes de tiempo su carrera. Fue transferido al equipo estadounidense donde jugaba César Luis Menotti por mucha menos plata de lo que él realmente valía. El hermano más petiso y caprichoso no era otro que Oscar "Pinino" Más, que se ganó el mote por practicar con unas pelotas de goma muy pequeñas que llamaban "pininas". Oscar Mas fue uno de los nombres más representativos de la formación de River en los años 60. En 1966 , los dos hermanos - Oscar en River y Luis en Boca- se enfrentaron jugando uno contra otro en el clásico de la segunda rueda de ese año, y en el estadio Monumental. Boca se presnentó con un equipo de suplentes y ganó River 2 a 0. Como se ve, River y Boca hasta compartieron hasta miembros de la misma familia. Lo que no se sabe es... Por qué club hincharían los padres de los hermanos Mas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada