viernes, 22 de mayo de 2009

Un milagro llamado Enzo Francescoli

LLEGADA DEL "PRINCIPE”

El 16 de Marzo llegó Enzo Francescoli a River, y al día siguiente se firmó el contrato. Francescoli había pedido ganar lo mismo que Fillol, pero finalmente acordaron por un poco menos, que tampoco era un mal sueldo: 500.000 dólares.

Su barrio era Capurro, en Montevideo, adonde jugaba en los potreros lo fines de semana y en la selección del colegio San Francisco de Sales el resto del tiempo. Ingresó a la preparatoria de Ciencias Económicas, estudiando a la mañana y jugando al fútbol a la tarde. Fue en Wanderers de Montevideo donde su nombre tomó trascendencia, pero el club le quedó chico a su enorme talento. Entonces pasó a River, donde tuvo una trayectoria tan impecable, un juego tan medido, avasallador y hábil que, sumado a sus gestos elegantes y su hablar pausado, le valieron el apodo de "El Príncipe".

"'Mi estrategia es ser cada día más inteligente que hábil", dijo él, "Es estar concentrado durante 90 minutos para definir todo en un minuto, como hacían Fernando Morena y Pelé, mis ídolos." Enzo demostró tener tanta calidad en el juego que ni bien empezó a jugar empezó a hacer goles, elevando instantáneamente el nivel de rendimiento de River, hasta llegar a ser el goleador absoluto del torneo Metropolitano '85-'86 , en el que River salió campeón. Francescoli se considera a sí mismo como uno que logró "el sueño del pibe" , alcanzando fama internacional a los 21 años : "Entre los pibes con quienes jugaba había unos cuantos mejores que yo , pero que tal vez no tuvieron la constancia y persistencia en el trabajo para llegar lejos. Porque mucho más difícil que llegar es mantenerse." Francescoli estuvo cuatro fechas sin jugar por motivos burocráticos de arreglos de su pase, y debutó frente a Huracán el 21 de Abril en el Monumental, ganando River 1 a 0. Luego Francescoli ganaría el Botín de Oro '85 y el Olimpia de Plata por sus condiciones de deportista ejemplar.

TORNEO NACIONAL '83

River empezó el año siendo un equipo convulsionado y a £ n sin forma. Francescoli estaba pero no aún podía entrar, Fillol andaba con la misma historia, Tarantini jugaba pero aún no cobraba y Merlo no jugaba a pedido de Varacka: así, el equipo no se terminaba de armar. Cuando River clasificó para los cuartos de final, la esperanza de todos estaba puesta en Fillol, que estaba a punto de ingresar nuevamente al plantel. Lo hizo en un partido frente a San Lorenzo que quedó 0 a 0, desilusionando a todos.

Entonces todos los ojos se volcaron sobre Francescoli, que ingresó por primera vez al Monumental para jugar ante Huracán, partido que quedó 1 a 0 ganando River , pero solamente por un gol en contra de Botari al querer desviar una pelota pateada por el uruguayo Bica.

Reci ‚ n en un partido disputado ante Ferro Carril Oeste, Francescoli hizo su primer gol argentino - de penal- que le dio a River los dos puntos que tanto necesitaba. En un segundo encuentro ante Huracán, River ganó 2 a 0 para clasificarse puntero del Grupo" C".La revancha frente a Ferro empezó brillante, con un gol de Francescoli, pero terminó siendo victoria para un Ferro que insistió en el ataque hasta terminar con un 2 a 1 a su favor. Más conflictos por sueldos adeudados bajaron otra vez los ánimos del plantel, que ante San Lorenzo sólo lograron un 0 a 0. Clasificado para los octavos de final, eliminó a Vélez en dos partidos: 1 a 0 y 0 a 0. Pero en los cuartos de final, River fue eliminado por Argentinos Juniors con 0 a 0 y 0 a 1, quedando el equipo de Núñez afuera del torneo.

CAMBIOS

Justo cuando el equipo planeaba abandonar la concentración -debido a que aún no habían percibido sus sueldos- se alivió algo el problema de los pagos mediante un préstamo que la AFA le facilitó a la entidad. Recurrieron al gremio, que decía que ya todos podían considerarse libres, mientras el club no aceptaba esta salida. Recién a fin de agosto pudo resolverse la difícil situación.

Fillol, ya harto de los entredichos, se fue a Argentinos Juniors mientras Tarantini partía hacia Francia. Estos problemas redundaron en el fin de la gestión de Rafael Aragón Cabrera, que perdió las elecciones por la presidencia del club ante el abogado y economista Hugo Santilli, que salió electo e inició su dirigencia anunciando que "a partir de ahora , consideren a River como una perinola que en todos los lados dice "Todos Ponen" .

Labruna ya se había despedido como director técnico, y detrás de él se fue Varacka . El 30 de Diciembre llegó Luis Cubilla para asumir la dirección técnica a partir del 7 de Enero. Los que volvieron a firmar para el club fueron: De los Santos, Francescoli, Erba, Enrique, García, Gallegos, Gordillo, Goycoechea, Merlo, Messina, Nieto, Olarticoechea, Puentedura, Russo, Saporiti y Tapia. Los que firmaron su primer contrato fueron Karabín, Montenegro, Adrián Rodríguez y Néstor de Vicente. A fin de Enero también se incorporó en préstamo el paraguayo Anastasio Villalba que venía del Millonarios de Colombia, y luego Raul Alfaro, de Colombia. Llegaron también Taborda, Tapia, Gatán, Débola, Gay, Russo y Artigas Taborda. Alberto "Nery" Pumpido y Norberto Alonso también firmaron, viniendo ambos del club Vélez Sarsfield.

UN COMIENZO AUSPICIOSO

Santilli se propuso hacer una "revolución" en Riter desde su llegada. Recién cuando los problemas monetarios con los jugadores quedaron atrás, el equipo pudo concentrarse en el juego. Y fue entonces cuando el plantel empezó a esmerarse en buscar una estrategia más efectiva.

En el Torneo "Ciudad de Montevideo"- cuadrangular entre River, Boca, Nacional y Peñarol- River no pudo ganar un partido, siendo nacional el vencedor. Pero en la "Copa de Oro" de Mar del Plata, el equipo empezó a responder mejor, empatando primero 1 a 1 con Racing, ganándole 1 a 0 a Independiente, empatando 2 a 2 con San Lorenzo, llevándose Boca la copa.

El Nacional, en cambio, comenzó con un 2 a 0 ganado por River a Huracán en el Monumental. Ante Atlético Uruguay de Concepción ,River cosechó un contundente 5 a 0 primero, luego hubo un empate ante Estudiantes de Río Cuarto y más tarde logró otra goleada 6 a 0 al equipo entrerriano Atlético Uruguay .La revancha ante Estudiantes fue un exitoso 3 a 2. Venciendo 4 a 1 a Huracán, River quedó puntero de la zona "D", clasificándose para la ronda siguiente.

Los goleadores de esta etapa fueron Alfaro (5) , Teglia (4), Villalba y Gallego (3), Francescoli , Alonso, Saporitti, Píccoli De los Santos y Tapia, uno cada uno. En la segunda serie-jugada entre doce equipos-, River hizo un 0 a 0 ante Instituto de Córdoba. En la revancha, Francescoli se lució espléndidamente haciendo los 2 goles a 0 con los que River ganó el partido. En los cuartos de final, compitiendo con ocho clubes, River le hizo un 4 a 0 a Belgrano de Córdoba, que demostró el afianzamiento del grupo en el nuevo juego. En la revancha en Núñez se vió un River que perdía constantemente la pelota y por ende el partido 2 a 0, clasificándose de todos modos para las semifinales.

Ahí empezó River a poner su potencial, ganándole a San Lorenzo primero 2 a 1 en Vélez, con un gol de Francescoli, siendo de Alonso el del desempate. River confirmó luego su supremacía con un resultado igual en la revancha en el Monumental, siendo el primer gol de Villalba y el segundo otra vez un cabezazo de Alonso a la red, empalmando un centro de Bica, gol casi idéntico al del partido anterior.

River se clasificó así finalista con Ferro Carril Oeste. El encuentro fue en el Monumental , con un equipo compuesto por Pumpido; Saporiti, De los Santos , Borelli y García ; Francescoli, Gallego (Teglia en el segundo tiempo) y Alfaro; Bica (los últimos 20 minutos reemplazado por Tapia) , Villaba y Alonso. La final empezó con un clima de optimismo a toda prueba para la hinchada de River, que se quedó helada al ver a los 3 minutos un gol de cabeza de Cañete y a los 21 un remate de Noremberg que Pumpido no pudo contener .Sólo un cuarto de hora más tarde, Ferro metió el tercer gol con un penal de Márcico. Como River tampoco pudo concretar tantos en el segundo tiempo, el marcador quedó en un frustrante 3 a 0. Seis días después de la derrota, el 30 de mayo, se disputó la revancha en cancha de Ferro. A los dos minutos, otro cabezazo certero de Cañete terminó con las pocas ilusiones que guardaba River, que jugó un partido desprolijo y que mostraba a un plantel desalentado. A los 25 minutos, los incidentes en la cancha obligaron al juez Nitti a suspender el cotejo, lo que terminó con el Monumental clausurado por dos fechas.

Hay que reconocer que en ese partido, Ferro le robó la pelota a River y la hizo suya. River no pudo con semejante quite, y se quedó con el título de subcampeón, tan conocido en campañas anteriores.

METRO '84, UN CAMPEONATO ESFORZADO

Aún no había terminado el torneo Nacional cuando River ya estaba jugando el torneo Metropolitano '84, lo que exigía un esfuerzo permanente para mantener la performance en ambas pruebas. River puso todo a comienzos del torneo, pero empezó a declinar en las últimas fechas, no pudiendo por eso llegar al título.

En el primer partido con Temperley, el rival se mostró invulnerable aún cuando River hizo un juego excelente, empatando 1 a 1, en un partido donde Olarticoechea fue amonestado con la tarjeta roja, al igual que Ortega. Después River anduvo más ofensivo ante Argentinos Juniors a quien derrotó en el último tramo del partido , con un juego aún confuso. Al enfrentar a Vélez, otra vez River le debió la victoria a las virtudes personales de Francescoli y Alonso, que ejecutaron los dos goles del certamen. Cerrando filas ante Huracán, ganó un partido con goles de Bica y Tapia, quien reconoció que se había propuesto no dejar pasar una oportunidad. Luego empató 0 a 0 frente a Instituto. Venció a Rosario, Platense y Talleres, haciendo unos cuantos magros empates, para ser derrotado ante Unión de Santa Fe en la 18a. fecha- estando en cuarto puesto del marcador- por un bochornoso 5 a 1.

Ya desde la derrota ante Estudiantes - con la expulsión de Gallego-, y de un deslucido 1 a 1 frente a Boca, había corrido el rumor de que el director técnico Luis Cubilla se iría de River hacia el Olimpia de Paraguay. La derrota ante Unión fue la gota que rebalsó el vaso, y Cubilla presentó la renuncia que todos esperaban.

Fue reemplazado provisoriamente por Pedernera, Vairo y Sicilia. Alfredo de los Santos no quiso más fracasos y pidió el pase a su Montevideo natal.

Cuando la dirección corrió por cuenta Martín Pando, lograron una presentación muy buena ante Argentinos Juniors, aunque el resultado no lo demostrara: 1 a 1.

La dirección técnica definitiva se estaba evaluando entre dos candidatos : Menotti o Héctor Veira. En Septiembre, finalmente, asumió Héctor Rodolfo Veira la conducción del plantel, con Alfredo Weber como preparador físico y Fernando Arean como ayudante de campo.

A River le costó mantener su puesto en los siguientes partidos. Tuvo la alegría de batir 4 a 0 a Boca en el clásico del 11 de Noviembre, con dos goles de Alonso, uno de Herrera y dos penales de Francescoli, todos en el segundo tiempo. Su juego
seguía siendo desparejo: había sido incomprensiblemente batido por Talleres 3 a 2, pero luego se repuso derrotando a Racing de Córdoba por 4 a 1. Newell's lo batió 3 a 1, pero logró vengarse con suma facilidad ante un Unión al que venció 2 a 0.

Conclusión: River terminó cuarto en el Metro '84, con 36 partidos jugados, 15 ganados, 13 empatados, 8 perdidos, 51 goles a favor, 38 en contra , 43 puntos, y descubriendo en Enzo Francescoli a un goleador absoluto: hizo 24 tantos, una excelente cosecha que River ya había olvidado que un sólo hombre podria ser capaz de lograr.

El campeón fue Argentinos Juniors, con 51 puntos. El subcampeón fue Ferro, y tercero quedó Estudiantes.

Rosario Central y Atlanta tuvieron la peor campaña, debiendo descender a primera división "B".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada